“La tuvimos que matar porque se acostó con Carlos”

6 min read
0
0
86

“La tuvimos que matar porque se acostó con Carlos”Ensenada, Baja California.- Una pareja de jóvenes masacró a golpes con un barrote y una pala a Lorena Natalí Carreón González, de 19 años de edad, la cual era su “amiga”, cuando se encontraban en una cabaña ubicada en la ampliación El Porvenir, en el Valle de Guadalupe.

Los involucrados son José Carlos Maciel Chávez, de 18 años de edad, quien fue detenido el pasado lunes, y Berenice “N”, de 16 años, embarazada del ahora imputado y prófuga.

De acuerdo con el reporte oficial, el cuerpo de la víctima fue localizado a las 06:54 horas del miércoles 6 de diciembre de 2017, tras un reporte a la delegación. Los restos estaban sobre el arroyo, a la altura del kilómetro 8 de la carretera El Porvenir-El Tigre.

Una testigo presencial fue clave en la investigación y en su declaración manifestó que a las 17:00 horas del 5 de diciembre recibió un mensaje de texto de Lorena Natalí, para invitarla a una fiesta.

Dijo que a los minutos pasó por ella a su casa en un vehículo rojo de cuatro puertas de reciente modelo. Lorena Natalí iba en la parte de atrás, mientras que enfrente una mujer embarazada que se presentó como Berenice, y Carlos conducía la unidad.

De ahí se dirigieron a una tienda 7 Eleven donde compraron algunas bebidas alcohólicas.

Todo iba bien hasta que llegaron a una cabaña en un terreno de 20 por 30 metros, entraron a la cocina, se sentaron y en el patio trasero había una fogata encendida.

Apenas comenzaban a convivir cuando Carlos, con el pretexto de encender la fogata agarró un barrote, se detuvo, tomó impulso y golpeó a Natalí en la cabeza.

La testigo gritó, pero Berenice le colocó un cuchillo en las costillas y le dijo “cállate”. La llevó al baño desde donde escuchó los dolorosos golpes que ambos perpetraron. Él con barrote, ella con una pala.

Natalí estaba en el suelo pero todavía se movía, recordó.

“Está perra no se muere”, renegó Carlos.

La testigo permaneció en una recámara, fue amarrada y cubierta con cinta gris en el transcurso pidió clemencia porque también está embarazada.

Por último metieron el cuerpo de la víctima en bolsas negras y lo llevaron en la cajuela a un camino vecinal donde la metieron en un “pequeño” hoyo.

Después regresaron para quemar en la fogata la ropa que llevaban puesta totalmente ensangrentada, también la pala, el barrote y limpiaron los rastros de sangre de la loseta.

A la joven le advirtieron que no dijera nada o también la matarían. Le mencionaron que a Natalí la habían tenido que matar porque “se acostó con Carlos”.

Fue el 29 de enero cuando la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó sobre la detención de Carlos. Peritos y Policía Ministerial encontraron evidencias y cotejaron con pruebas de ADN que la víctima estuvo en ese lugar. También se revisaron cámaras de videovigilancia donde se constató que ese día estuvieron juntos los cuatro.

Durante la audiencia inicial celebrada el pasado martes por la causa penal 68/218, Carlos se mantuvo en silencio y solo respondió sí o no a las preguntas del juez. La familia de Natali estuvo en la audiencia.

Leer más en “La tuvimos que matar porque se acostó con Carlos”

Source: policiaca

Cargar más noticias relacionadas
Cargar más en Policiaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifica también

Detienen a dos hermanos como presuntos asesinos y violadores de jovencita de 16 años

Acolman, Estado de México.- Los hermanos Gerardo Enrique “N”, y José Eduardo “N”, fueron d…